Gremios advierten una misma problemática

En el 13 de abril no todo es festejo para los docentes. Exigen cambios en beneficio de la educación.
Al margen de los reconocimientos, las muestras de gratitud y los festejos, el 13 de abril, Día del Maestro Ecuatoriano, es una fecha de gran valor para el magisterio en virtud de la posibilidad que otorga para evidenciar sus problemas y exigir cambios que permitan mejorar el sistema educativo, lo cual se reconoce tanto desde la Unión Nacional de Educadores (UNE) como desde la Red de Maestros, gremios que coinciden en varios aspectos.
Existe una larga lista de necesidades insatisfechas. El presidente provincial de la UNE, Gilbert Granda, señala que hace falta una capacitación permanente, respeto a la profesión docente, recategorización, designación de titulares, la aplicación de la rueda de cambios, se dé el ingreso de los maestros elegibles, no se cierren más instituciones educativas, se entregue el presupuesto correspondiente, se haga una evaluación total del sistema educativo, se asigne auxiliares de servicio, paren las amenazas, la represión y en su lugar se escuche al docente y se abra el diálogo.
Richard Ruiz, subcoordinador de la Red de Maestros del cantón Loja, coincide con varios de estos puntos. Por ejemplo, en capacitación advierte que han existido programas pero que solo un número reducido ha podido beneficiarse; también reconoce que han existido nuevos ingresos pero están pendientes procesos como el ‘Quiero ser maestro’ 4 y 5, los concursos para directivos y asesores, así como la entrega de nombramientos definitivos y no a prueba.
También indica que hay dificultades en la jubilación, con docentes limitados por su situación de salud, que ya no existe una bonificación para quienes optan por el retiro, mientras que para los que continúan existe una carga laboral de 30 horas semanales que genera un desgaste físico y psicológico que no permite un desarrollo pleno, tomando en cuenta que a la par tiene otras responsabilidades.
Apoyo al docente
Ruiz indica que son innegables los avances en infraestructura de algunas instituciones educativas y el acceso y capacitación sobre la tecnología, lo cual ha repercutido en el trabajo de clase, sin embargo considera que aún hace falta más.
En este aspecto sí existe una criticidad mayor desde la UNE, pues Gilbert Granda señala que la educación de calidad debe ser unificada y equitativa, es decir que no existan establecimientos con recursos y otras sin recursos. “Nosotros decimos que todos los establecimientos del país deben ser del Milenio”, manifiesta. (CAB)
Realidad del sector privado
Los problemas de los maestros no son únicamente en el sector público. Richard Ruiz, quien trabajó 10 años en el sistema particular, advierte que su realidad es compleja en todo sentido, desde el salario que va desde los 366 dólares a los 500 ó 600 dólares en el mejor de los casos.
Señala que existe una explotación laboral, pues si bien se cumple con la carga horaria, se les asignan actividades extras como cuidar a los estudiantes en los recreos, reemplazar a otros docentes sin remuneración extra, pagar sus propios uniformes, acatar todo lo que la autoridad del establecimiento disponga, pues existe un sometimiento debido al temor de que se termine la relación laboral. Ante ello considera que es necesario que se organice un colectivo de maestros del sector privado para descubrir su realidad.
Tome nota
La UNE desarrolla hoy un reconocimiento a los maestros que cumplieron 25 años de servicios y a quienes se acogieron a la jubilación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *